LA AUTOESTIMA Y LOS NIÑOS PEQUEÑOS 2

ORIENTACIONES PARA ESTIMULAR LA AUTONOMÍA Y SENTAR LAS BASES DE UNA ADECUADA AUTOESTIMA:

Favorecen la autoestima los padres y madres que:

• Pasan tiempo con sus hijos, juegan con ellos, hablan con ellos y les incitan a ser parte activa de las actividades familiares.
• Conocen a su hijo: sus capacidades y sus debilidades, y fomentan el esfuerzo y la iniciativa adecuándose a su edad y desarrollo.
• Demuestran expectativas ajustadas positivas en las capacidades de sus hijos y optimistas para observar los esfuerzos para participar y superar retos.
• A través del ejemplo fomentan relaciones respetuosas con los demás adultos.
• Ellos mismos dan ejemplo de superación ante un reto.
• Fomentan relaciones cordiales con sus hijos, reforzando sus cualidades y mostrando los defectos en la idea de su superación.
• Aprecian los pequeños progresos del niño y le apoyan cuando se esfuerza por conseguir algo. Que valoran los esfuerzos antes que los resultados.
• Muestran respeto por las necesidades evolutivas de sus hijos.
• No hacen críticas negativas de otros ni del propio niño en su presencia.
• Cumplen sus promesas y corrigen al niño con respeto y sin descalificar.
• Evitan las etiquetas y descalificaciones.
• Utilizan estilos de crianza basados en la autoridad y el respeto: afecto, coherencia y autocontrol.

QUÉ HACER PARA ESTIMULAR EL DESARROLLO DE LA AUTONOMÍA:

• Anime al niño a hacer cosas por sí mismo, apoye sus iniciativas para despegarse del adulto con el fin de explorar el medio que le rodea o de satisfacer su curiosidad. Cuando vuelva a mostrarle algo que ha descubierto, compártalo y alégrese.
• No se precipite ni se anticipe a satisfacer sus necesidades, permitirle que pida, señale, diga lo que quiera aunque sea con un gesto.
• No haga cosas por él que pueda hacer por sí mismo.
• Enséñele cosas nuevas para que toque, explore.
• Permítale tomar decisiones y déle responsabilidades acordes con su edad.
• No le compare con sus hermanos o amigos para motivarle, compárele consigo mismo y con sus avances.
• No le haga sentirse inútil, anímele a valorarse a sí mismo y confiar en su esfuerzo.
• Anímele a plantearse retos razonables mostrándole su apoyo y ofreciéndole su ayuda.
• Enséñele a alegrarse de sus pequeños éxitos y a aceptar los pequeños fracasos. No todo se consigue a la primera, las cosas se consiguen con la práctica y el esfuerzo. El que abandona no aprende.
• Sea razonable en sus exigencias y ayúdele en el momento oportuno (antes de que abandone pero no antes de que lo necesite).
• Hágale saber que confía en él y que espera lo mejor de él.
• Hacer las cosas por sí mismo ya supone un premio, ayuda a ser responsable y libre.

 

Recuerde que su hijo pequeño construye su imagen a través de la imagen que las personas cercanas proyectan, tanto de sí mismas como de los demás. Los padres son el primer espejo donde se miran los hijos.
No se pase el día diciendo no, no y no, deje que el niño sufra las consecuencias de lo que hace en lugar de castigar o etiquetar para no dañar su imagen personal. Sea coherente con sus decisiones.
Procure poner límites pero que sean razonables.
No pierda la paciencia.
Y, algo importante: construya unas relaciones cordiales con su hijo basadas en el afecto y en el sentido del humor.

 

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>